5 de marzo de 2024

Conclusiones de la jornada sobre absentismo laboral de CEIM

Bajo el título Análisis y estrategias para abordar el absentismo laboral, CEIM ha celebrado una interesante jornada, moderada por José María Roncero, presidente de la Comisión de Asuntos Laborales de CEIM y secretario general de AECIM, en la que representantes de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) y de la consultora KPMG han desgranado los problemas que afrontan actualmente los empresarios en lo referente a los procesos de Incapacidad Temporal derivados de Contingencias Comunes (ITCC).

Casi 1,5 millones de personas no acudieron a trabajar en 2023

El informe presentado por AMAT revela que casi un millón y medio de personas no acudió a trabajar ningún día del año en 2023, lo que equivale al 7% de todos los trabajadores del país. En total, en 2023 se produjeron más de 8 millones de bajas por contingencia común, un 54% más que en 2018.

Según los cálculos, el coste de este absentismo fue de 25.326 millones, un 74% más que en 2018, que tuvieron que sufragar entre la Seguridad Social vía prestaciones (13.081 millones de euros) y las empresas (12.245 millones).

El tipo de enfermedad o lesión que más gasto genera al sistema son las enfermedades del sistema osteo-mioarticular y los trastornos mentales. El atasco en el servicio de atención primaria lastra el proceso de diagnóstico y alta de los trabajadores, y es precisamente lo que quieren atajar las Mutuas y los empresarios.  

De hecho, basándose exclusivamente en la actuación sanitaria por parte de las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social en los procesos de baja por enfermedades comunes y accidentes no laborales derivados de patologías traumatológicas, podría reducirse en 21 días la recuperación de la salud de los trabajadores diagnosticados con estas patologías a nivel regional en la Comunidad de Madrid y en más de 26 días a nivel nacional.

Propuestas para agilizar los procesos de recuperación de los trabajadores

Por ello, la patronal del las Mutuas ha trasladado, a través de la CEOE, sus propuestas de mejora para agilizar los procesos, favoreciendo el tratamiento integral de los trabajadores y teniendo la autoridad para poder dar el alta si así se estima:

  • Asistencia sanitaria en bajas traumatológicas y osteoarticulares
  • Tramitar las altas por enfermedades comunes, especialmente en las citadas que afectan a golpes, huesos y articulaciones
  • Colaborar a través de pruebas diagnósticas sin necesidad de convenios con el servicio público de salud pública, siempre y cuando el trabajador de su consentimiento
  • Tratamiento rehabilitador tras el alta en patologías traumatológicas