14 de febrero de 2024

IBIS Computer explica la importancia de unificar la Gestión de Proyectos y Fabricación con tu ERP

La Gestión de proyectos y de fabricación en conjunto puede resultar la herramienta más eficiente y poderosa que tenga una empresa, siempre que se emplee de la manera adecuada.

El mundo de los fabricantes es bastante particular, al igual que lo son las necesidades que tienen este tipo de empresas dentro de su área de fabricación.

Estas particularidades no solo afectan a los fabricantes, también afectan a las empresas que se encargan de gestionar proyectos. Empresas como: constructoras, instaladoras o incluso empresas que ofrecen servicios. Cada una de ellas tiene unas necesidades distintas en su día a día.

La gestión de proyectos y fabricación pertenecen a dos mundos distintos

Pongámonos en situación con un ejemplo:

IBIS Computer es una empresa instaladora y, en su caso, pertenecen al área de gestión de proyectos. Pues bien, ellos planificamos personas.

Plantean el escenario de tener que realizar 5 trabajos, 15 instalaciones en 5 sitios diferentes. Su plan de acción sería el siguiente:

Comprobar que personas del equipo se encuentran disponibles y qué cualidades tienen para poder desarrollar la instalación de esos proyectos.

Mientras que si estuviéramos hablando de una fábrica, lo que deberían hacer es programar la maquinaria para obtener el número de producto final que necesiten. En este caso, verían qué línea está disponible y cuál es la carga de trabajo.

Como habréis podido comprobar nos encontramos ante dos mundos con necesidades muy distintas.

El Software ERP: para la gestión de proyectos y de fabricación

Si bien es cierto que existen programas orientados al sector de la fabricación, y otros que están perfectamente integrados en el sector de la gestión de proyectos, estos programas no son suficientes cuando debemos cubrir las dos áreas a la vez.

Hay una realidad cada vez más evidente, y es que, sobre todo, después de la crisis de 2007, las empresas han comenzado a atacar otros sectores.

Hacemos referencia a la crisis de 2007, porque hubo un antes y un después tras ese año. Muchas empresas para sobrevivir tuvieron que reinventarse y migraron a otros sectores.

¿Cuál fue la evolución de las empresas especializadas en la gestión de proyectos y de fabricación?

Antes de hablar sobre la evolución y la adaptación a otros sectores, hay que hacer un apunte. No todas las empresas que se dedicaban en 2007 a estos dos sectores acabaron migrando. Pero las que sí lo hicieron, se enfrentaron a grandes desafíos.

Dicho esto, veamos a dónde derivaron los modelos de negocio de este tipo de empresas:

Aquellas empresas que fabricaban estructuras metálicas y se las vendían a instaladores, se dieron cuenta que, ya que lo fabricaban, ellos también podían instalarlas y ahorrarse intermediarios, ganando así más dinero.

Por otro lado, empresas instaladoras de estructuras mecánicas, pasaron a no solo instalarlas, sino también a fabricarlas. Abarcando todo el proceso dentro de su empresa y así ahorrar costes.

Si antes el mundo de la fabricación y el mundo de los proyectos se encontraban alejados, después de la crisis se verían unidos.

¿Dónde nos lleva esto?

La unión de dos sectores que tienen necesidades y características particulares nos lleva a tener la necesidad de combinar dos programas que separados funcionan muy bien, pero que entre ellos no se entienden.

Lo ideal sería encontrar un programa especialista en ambos sectores y que además de tenerlo todo en el mismo programa, nos permita enlazar la información y sincronizarla con el objetivo de ahorrar tiempo, dinero y dolores de cabeza.

Solmicro ERP como núcleo de la actividad comercial

Digamos que tienes un proyecto entre manos y te das cuenta de que te falta un material, y que dicho material lo puedes fabricar.

¿Qué harías?

Teniendo Solmicro ERP lo único que tendrías que hacer es lanzar la orden de fabricación desde el propio proyecto y mediante el programa y pasar a la siguiente tarea que tuvieras en tu lista. Así de sencillo.

Pero como todos sabemos, lo que es sencillo y nos hace la vida más fácil trae consigo una pequeña consecuencia:

Y es que, la adaptación a que toda la información pueda estar recogida en un mismo programa y a su vez, esté unificada, nos lleva a ser inconformistas.

Es decir, ya no nos conformamos con hacer un diseño en autocad y meterlo en el ERP, sino que necesitamos que en el sistema, se den de alta los materiales o productos necesarios de manera automática para llevar a cabo el diseño.

En el caso de fabricación, contamos con la ventaja que, hoy en día, todas o casi todas las máquinas traen un software propio que te da cierta información.

Esta información era recogida por operarios, la metodología era la que había: papel y boli para anotar cuántas unidades se habían producido por minuto y cuántas de ellas eran defectuosas. Pero con la evolución de la tecnología y la posibilidad de sincronizar los softwares de las máquinas a un software ERP como puede ser Solmicro ERP 6 no hay duda que las empresas han ganado tiempo y dinero.

Puestos a mejorar la jornada laboral de nuestros empleados y la rentabilidad de la empresa, cuentas con un ERP con el que podrás incluso saber cuándo se requiere el mantenimiento de tu maquinaria.

Todo ello gracias al módulo de GMAO integrado también en el Software ERP.

Si tienes una empresa de fabricación o eres una empresa que gestiona proyectos, o sobre todo, si estás inmerso en los dos mundos, desde IBIS Computer se ofrecen para resolver cualquier duda que te pueda surgir sobre los beneficios que tiene su software ERP. Ellos pueden ser un buen aliado tecnológico para implantar tu nuevo software ERP.